En línea recta desde el aeropuerto, caminando por la calle La Laguna, se encuentra una hermosa y única posada en el Gran Roque. La Posada Galápagos espera ansiosa a los huéspedes que la visitan a diario en el Parque Nacional Archipiélago Los Roques, fundado en 1972, a solo treinta minutos en avión, desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

Una vez en el sitio, serás recibido con una enorme sonrisa y una deliciosa bebida, la cual combinará de manera perfecta con el sol caribeño y la brisa perpetua del lugar. Asimismo, el encanto de la Sra. Paola Aguilar y el inigualable Sr. Ivano Biasion harán todo lo que esté a su alcance para que tengas una experiencia inolvidable durante tu paso por una de las posadas VIP más hermosas de Los Roques.

Si tienes la oportunidad de visitar este mágico santuario turístico, te recomiendo visites y elijas Posada Galápagos por las siguientes razones:

1. Las instalaciones. Los espacios son de primera, y a toda hora serás testigo del cariño que le imprime el personal de Galápagos al mantenimiento de sus áreas. Las habitaciones cuentan con servicios de agua caliente, aire acondicionado, nevera, bóveda de seguridad, hamacas, puff, televisión satelital, una buena cama y lo más importante por estos días, WiFi en cada uno de sus rincones. Por otra parte, entre la madera, la grama artificial y la arena; las áreas sociales están muy bien pensadas; una terraza, bar y área de comedor cómodas, agradables y atendido con mucho esmero y profesionalismo.

2. La oferta gastronómica. La comida es de otro nivel. Tendrás ppciones variadas en el menú día a día, con la venia y aprobación del propio Ivano. Desde el desayuno, serás capaz de apreciar la buena mesa que degustarás en Posada Galápagos, disfrutando de buenas porciones, con un excelente sabor y  un sereno ambiente playero. Los productos de mar combinados con la sazón mediterránea y un buen vino, elevarán tus sentidos. Incluso los tentempiés que te preparan para tu visita a algún cayo, no carecen de sabor, calidad y cantidad.

3. El personal. El aura que se aprecia en la sinergia de los veinte empleados, junto con Paola e Ivano a la cabeza, es sencillamente fascinante. Los detalles en cada uno de los espacios de esta posada con sus 16 habitaciones van más allá de ser una acertada opción de alojamiento, ya que están en la capacidad de complacer y organizar eventos de todo tipo con un máximo estándar de calidad. En definitiva, el equipo que compone Galápagos tiene la experticia y tino para para hacer de su velada en Los Roques, una experiencia inolvidable.

4. El entretenimiento. El mejor entretenimiento nocturno de todo el Archipiélago está en Galápagos. Al caer la tarde, las áreas sociales se llenan de puffs y mesas para recibir a turistas nacionales e internacionales, quienes llegan desde distintas posadas a disfrutar de la buena música, karaoke, los mejores cocteles y una pista de baile, que no se despeja durante toda la noche. Los anfitriones, Paola e Ivano, dan comienzo interpretando sus temas favoritos, con una excelente puesta en escena, que los hará divertirse a montones. La entrada es gratuita y el ambiente que se respira es sin duda de otro mundo.

Para el día, como recomendación, sugiero poner atención a la oferta de paseos hacia los cayos, actividades recreativas o por qué no, una sesión de masaje relajante, la cual desarticulará por completo cualquier preocupación.

5. La acción social. Un rasgo importante a destacar, es la preocupación de los dueños en apoyar y acompañar actividades religiosas, culturales y jornadas ambientales que se realizan en el parque. Tienen presencia apoyando y colaborando de manera directa con la escuela, además de prestar sus instalaciones para la realización de eventos de todo tipo sin costo alguno, para la comunidad roqueña. Recientemente la posada fue inspeccionada por el Programa de Certificación Ecológico para Alojamientos y Servicios Turísticos, impulsado por la Fundación Viaja Verde, obteniendo muy buena calificación en la aplicación prácticas ecológicas, propiciando el turismo sustentable.

Fuente: El Universal